Language of document : ECLI:EU:F:2012:74

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE LA FUNCIÓN PÚBLICA
DE LA UNIÓN EUROPEA (Sala Primera)

de 5 de junio de 2012

Asunto F‑14/11

AW

contra

Comisión Europea

«Función pública — Funcionarios — Seguridad social — Enfermedad grave — Asunción de los gastos de prótesis dentales — Límite máximo de reembolso — Excepción de ilegalidad — Confianza legítima»

Objeto: Recurso interpuesto con arreglo al artículo 270 TFUE, de aplicación al Tratado CEEA en virtud de su artículo 106 bis, mediante el cual AW solicita al Tribunal de la Función Pública, por un lado, que anule las decisiones de la Comisión de someter el reembolso de gastos de prótesis dentales en que incurrió su hija a un límite máximo de reembolso y, por otro lado, que condene a la Comisión a indemnizarle.

Resultado: Se desestima el recurso de AW. Cada parte cargará con sus propias costas.

Sumario

Funcionarios — Seguridad social — Seguro de enfermedad — Gastos de enfermedad — Enfermedad grave — Límites máximos para el reembolso — Procedencia — Requisitos

(Estatuto de los Funcionarios, art. 72, ap. 1)

El porcentaje del 100 % contemplado en el artículo 72, apartado 1, del Estatuto establece únicamente el límite máximo de reembolso en caso, en particular, de enfermedad grave y no implica obligación alguna de reembolsar a los afiliados y asegurados en la proporción del 100 % en todos los casos. Por otra parte, dado que los recursos del régimen del seguro de enfermedad común a las instituciones de la Unión están limitados a las contribuciones de los afiliados y de las instituciones, y su equilibrio financiero implica la necesaria correlación entre gastos y cotizaciones, las instituciones están facultadas, si el Estatuto no establece límites máximos de reembolso, para fijar dichos límites en las disposiciones de ejecución del citado artículo 72, apartado 1, sin sobrepasar no obstante los límites establecidos a su facultad por el principio de cobertura social, que constituye la base de dicha disposición del Estatuto. Dicho principio no implica en modo alguno que el asegurado tenga derecho a obtener el reembolso de los gastos médicos en que ha incurrido en un porcentaje predeterminado de tales gastos, con independencia de cuál sea el precio reclamado por el prestador de los servicios médicos en cuestión.

(véanse los apartados 49 y 51)

Referencia:

Tribunal de Primera Instancia: 12 de julio de 1991, Pincherle/Comisión (T‑110/89), apartado 25; 25 de febrero de 1992, Barassi/Comisión (T‑41/90), apartado 33; 26 de octubre de 1993, Reinarz/Comisión (T‑6/92 y T‑52/92), apartado 74