Language of document : ECLI:EU:F:2014:245

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE LA FUNCIÓN PÚBLICA
DE LA UNIÓN EUROPEA (Sala Segunda)

de 13 de noviembre de 2014

Asunto F‑2/12

Emil Hristov

contra

Comisión Europea

y Agencia Europea de Medicamentos (EMA)

«Función pública — Procedimiento de selección y de nombramiento del director ejecutivo de una agencia reguladora — Agencia Europea de Medicamentos (EMA) — Procedimiento de selección en dos fases — Preselección en la Comisión — Nombramiento por el Consejo de administración de la EMA — Obligación del Consejo de administración de la EMA de elegir al director ejecutivo entre los candidatos seleccionados por la Comisión — Recurso de anulación — Composición del comité de preselección — Acumulación de funciones de miembro del comité de preselección y de miembro del Consejo de administración de la EMA — Candidatos miembros del Consejo de administración de la EMA que figuran en la lista de los candidatos seleccionados por la Comisión — Nombramiento del candidato miembro del Consejo de administración de la EMA — Deber de imparcialidad — Incumplimiento — Anulación — Recurso de indemnización — Perjuicio moral separable de la ilegalidad que basa la anulación — Prueba — Inexistencia»

Objeto:      Recurso interpuesto con arreglo al artículo 270 TFUE, aplicable al Tratado CEEA en virtud de su artículo 106 bis, mediante el que el Sr. Hristov solicita, por una parte, la anulación de varias decisiones adoptadas por la Comisión Europea en el marco del procedimiento de selección del director ejecutivo de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y de la decisión del Consejo de administración de la EMA de 6 de octubre de 2011 por la que se nombra a este director ejecutivo y, por otra parte, la indemnización del perjuicio moral supuestamente sufrido debido a la adopción de estas decisiones.

Resultado:      Se anula la decisión de la Comisión Europea de 20 de abril de 2011, por la que propone al Consejo de administración de la Agencia Europea de Medicamentos una lista de cuatro candidatos recomendados por el comité de preselección y confirmados por el comité consultivo para los nombramientos. Se anula la decisión del Consejo de administración de la Agencia Europea de Medicamentos de 6 de octubre de 2011, por la que se nombra al director ejecutivo. Se desestima el recurso en todo lo demás. La Comisión Europea y la Agencia Europea de Medicamentos cargarán, cada una de ellas, con sus propias costas y, a partes iguales, con aquellas en las que haya incurrido el Sr. Hristov.

Sumario

1.      Funcionarios — Selección — Procedimiento para proveer un puesto de director de una agencia de la Unión — Comité de preselección — Analogía con un tribunal de un concurso

(Directrices de la Comisión relativas a la selección y al nombramiento de los directores de las agencias reguladoras, las agencias ejecutivas y las empresas comunes, punto 7)

2.      Funcionarios — Selección — Procedimiento para proveer un puesto de director — Comité de preselección — Principio de imparcialidad — Composición — Acumulación de funciones de miembro del comité y de miembro del órgano que realiza el nombramiento — Improcedencia

[Reglamento (CE) nº 726/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, arts. 64 a 67; Directrices de la Comisión relativas a la selección y al nombramiento de los directores de las agencias reguladoras, las agencias ejecutivas y las empresas comunes]

3.      Funcionarios — Selección — Procedimiento para proveer un puesto de director de una agencia de la Unión — Comité de preselección — Principio de imparcialidad — Control jurisdiccional

4.      Recursos de funcionarios — Sentencia anulatoria — Efectos — Anulación de una lista restringida de candidatos seleccionados en el procedimiento para proveer un puesto de director de una agencia de la Unión — Anulación de una decisión de nombramiento

1.      En materia de concursos, la amplia facultad de apreciación de que dispone el tribunal de un concurso respecto a la determinación de las modalidades y del contenido detallado de las pruebas orales a las que deben someterse los candidatos debe compensarse con un cumplimiento riguroso de las normas que regulan la organización de dichas pruebas.

Asimismo, un tribunal calificador de un concurso se halla obligado a garantizar que sus apreciaciones sobre todos los candidatos examinados, durante los ejercicios orales, se efectúen en unas condiciones de igualdad y de objetividad.

Estas normas pueden aplicarse a un comité de preselección, que forma parte del procedimiento para proveer un puesto de director de una agencia de la Unión, ya que el citado comité tiene como finalidad, al igual que el tribunal de un concurso, seleccionar a los mejores candidatos entre quienes presentan su candidatura y dispone de un amplio margen de maniobra para la organización de las pruebas de selección.

(véanse los apartados 81 a 83)

Referencia:

Tribunal de Primera Instancia: sentencias Girardot/Comisión, T‑92/01, EU:T:2002:220, apartado 24; Christensen/Comisión, T‑336/02, EU:T:2005:115, apartado 38, y Pantoulis/Comisión, T‑290/03, EU:T:2005:316, apartado 90

Tribunal de la Función Pública: sentencia CG/BEI, F‑115/11, EU:F:2014:187, apartado 60

2.      En un procedimiento para proveer un puesto de director de una agencia de la Unión, corresponde a la Comisión, en virtud de los principios de buena administración y de igualdad de trato, velar por la adecuada organización de la primera etapa del procedimiento de selección que se desarrolla ante el comité de preselección. Ello exige que todos los miembros del comité de preselección, designados por la Comisión, tengan la independencia necesaria para que no pueda cuestionarse su objetividad.

Por lo que respecta a la cuestión de si una persona, que es a la vez miembro del comité de preselección, órgano que realiza la propuesta, y miembro del Consejo de administración de la agencia de que se trata, órgano que toma la decisión, respeta su deber de imparcialidad a la vista de las competencias bien diferenciadas del comité de preselección y del Consejo de administración, procede señalar que el comité de preselección ejerce una influencia determinante sobre la lista final de los candidatos propuestos por la Comisión al Consejo de administración de la citada agencia. Del mismo modo, el miembro del comité de preselección que es además miembro del Consejo de administración podrá votar, en la reunión del Consejo de administración, personalmente o a través de su suplente, en favor del nombramiento de uno de los candidatos seleccionados por la Comisión. Por otra parte, el miembro del Consejo de administración puede desempeñar un papel especialmente importante durante las deliberaciones del Consejo de administración, con independencia de que ejerza o no su derecho de voto, y que en cualquier caso está en contacto directo con los demás miembros del Consejo de administración.

Así, el desempeño simultáneo de las funciones de miembro del comité de preselección y de las de miembro del Consejo de administración puede comprometer la independencia y la objetividad de la persona afectada por esta acumulación de funciones, y, en consecuencia, en la medida en que cada uno de los miembros del comité de preselección debe tener la independencia necesaria para no comprometer la objetividad del comité de preselección en su conjunto, se ha incumplido el deber de imparcialidad del comité de preselección en su conjunto.

(véanse los apartados 84 y 88 a 92)

Referencia:

Tribunal de la Función Pública: sentencia CG/BEI, EU:F:2014:187, apartado 61

3.      Corresponde al Tribunal de la Función Pública comprobar si el comité de selección se ha constituido y funciona regularmente, respetando en particular su deber de imparcialidad, ya que este deber de imparcialidad es una de las reglas que presiden las tareas de los tribunales de concursos, y, por analogía, las tareas de los comités de preselección, y que están sujetas al control del juez de la Unión.

(véase el apartado 86)

Referencia:

Tribunal de la Función Pública: auto Meierhofer/Comisión, F‑74/07 RENV, EU:F:2011:63, apartado 62

4.      En un procedimiento para proveer un puesto de director de una agencia de la Unión que se desarrolla en dos fases, en el que el órgano facultado para proceder al nombramiento sólo puede nombrar director a uno de los candidatos preseleccionados e inscritos en la lista adoptada por una decisión de la Comisión, tras la anulación de la citada decisión de la Comisión, debe anularse la decisión de nombrar a uno de los candidatos inscritos en la lista.

(véase el apartado 101)