Language of document : ECLI:EU:T:2018:219

Asuntos acumulados T133/16 a T136/16

Caisse régionale de crédit agricole mutuel Alpes Provence y otros

contra

Banco Central Europeo

«Política económica y monetaria — Supervisión prudencial de las entidades de crédito — Artículo 4, apartados 1, letra e), y 3, del Reglamento (UE) n.º 1024/2013 — Persona que dirige de forma efectiva la actividad de una entidad de crédito — Artículo 13, apartado 1, de la Directiva 2013/36/UE y artículo L. 511‑13, párrafo segundo, del Código Monetario y Financiero francés — Principio de no acumulación de la presidencia del órgano de dirección de una entidad de crédito en su función de supervisión con la función de consejero delegado de la misma entidad — Artículo 88, apartado 1, letra e), de la Directiva 2013/36 y artículo L. 511‑58 del Código Monetario y Financiero francés»

Sumario — Sentencia del Tribunal General (Sala Segunda ampliada) de 24 de abril de 2018

1.      Política económica y monetaria — Política económica — Supervisión del sector financiero de la Unión — Mecanismo Único de Supervisión — Supervisión prudencial de las entidades de crédito — Acumulación de las funciones de presidente del órgano de dirección de una entidad de crédito y de consejero delegado de esta — Denegación de autorización del Banco Central Europeo — Control jurisdiccional — Alcance

[Reglamento (UE) n.º 1024/2013 del Consejo, art. 4, ap. 3; Directiva 2013/36/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, art. 13, ap. 1]

2.      Derecho de la Unión Europea — Interpretación — Métodos — Interpretación literal, sistemática, histórica y teleológica

3.      Política económica y monetaria — Política económica — Supervisión del sector financiero de la Unión — Mecanismo Único de Supervisión — Supervisión prudencial de las entidades de crédito — Necesidad de contar con al menos dos personas en la dirección efectiva de la actividad de las entidades de crédito — Concepto

(Directiva 2013/36/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, art. 13, ap. 1)

4.      Derecho nacional — Interpretación — Consideración de la interpretación efectuada por los órganos jurisdiccionales del Estado miembro de que se trata — Consideración de una sentencia de un órgano jurisdiccional nacional dictada con posterioridad a la decisión impugnada ante el juez de la Unión — Procedencia

1.      Tratándose de una decisión relativa al nombramiento del Presidente del consejo de administración de una entidad de crédito como directivo efectivo de dicha entidad, el Banco Central Europeo, con arreglo al artículo 4, apartado 3, del Reglamento n.º 1024/2013, que encomienda al Banco Central Europeo tareas específicas respecto de políticas relacionadas con la supervisión prudencial de las entidades de crédito, debe aplicar no sólo el artículo 13, apartado 1, de la Directiva 2013/36, relativa al acceso a la actividad de las entidades de crédito y a la supervisión prudencial de las entidades de crédito y las empresas de inversión, sino también la disposición que lo incorpora al Derecho nacional.

En efecto, con arreglo al artículo 4, apartado 3, del Reglamento n.º 1024/2013, a los efectos de desempeñar las funciones que le atribuye dicho Reglamento, y con el objetivo de garantizar una supervisión rigurosa, el Banco aplicará toda la legislación aplicable de la Unión y, en los casos en que dicha legislación esté integrada por Directivas, la legislación nacional que las incorpore al ordenamiento jurídico nacional. Por consiguiente, el artículo 4, apartado 3, del citado Reglamento implica necesariamente que el juez de la Unión aprecie la legalidad de las decisiones por las que se deniega la aprobación de que el presidente de un consejo de administración sea designado igualmente como directivo efectivo de una entidad de crédito a la luz tanto del artículo 13, apartado 1, de la Directiva 2013/36 como de la disposición pertinente del Derecho nacional de que se trate.

(véanse los apartados 47 a 49)

2.      Véase el texto de la resolución.

(véanse los apartados 54 y 55)

3.      Con arreglo a una interpretación literal, histórica, teleológica y contextual del artículo 13, apartado 1, de la Directiva 2013/36, relativa al acceso a la actividad de las entidades de crédito y a la supervisión prudencial de las entidades de crédito y las empresas de inversión, la expresión «dos personas en la dirección efectiva de la actividad [de la entidad]» se refiere a los miembros del órgano de dirección que pertenecen también a la alta dirección de la entidad de crédito.

En efecto, se deduce necesariamente que, en la sistemática de la Directiva 2013/36, la finalidad relativa al buen gobierno de las entidades de crédito pasa por asegurar la supervisión efectiva de la alta dirección por parte de los miembros no ejecutivos del órgano de dirección, que implica un equilibrio de poderes en el seno del órgano de dirección. Pues bien, se impone señalar que la eficacia de tal supervisión podría verse comprometida en el supuesto de que el presidente del órgano de dirección en su función de supervisión, sin ocupar formalmente la función de consejero delegado, estuviera encargado al mismo tiempo de la dirección efectiva de la actividad de la entidad de crédito.

(véanse los apartados 79 y 83)

4.      Procede analizar el alcance de las disposiciones legales, reglamentarias o administrativas nacionales teniendo en cuenta la interpretación que les dan los órganos jurisdiccionales nacionales. A este respecto, la circunstancia de que la sentencia de un órgano jurisdiccional nacional sea posterior a la decisión impugnada ante el juez de la Unión no impide que se tenga en cuenta a los efectos de interpretar la disposición nacional en cuestión, por cuanto el demandante ha tenido la posibilidad de presentar sus observaciones ante el juez de la Unión.

(véanse los apartados 84 y 87)