Language of document : ECLI:EU:C:2020:188

Asunto C511/17

Györgyné Lintner

contra

UniCredit Bank Hungary Zrt.

(Petición de decisión prejudicial planteada por el Fővárosi Törvényszék)

 Sentencia del Tribunal de Justicia (Sala Tercera) de 11 de marzo de 2020

«Procedimiento prejudicial — Protección de los consumidores — Directiva 93/13/CEE — Cláusulas abusivas en los contratos celebrados con los consumidores — Contrato de préstamo denominado en divisas — Artículo 4, apartado 1 — Toma en consideración de todas las demás cláusulas del contrato a efectos de apreciar el carácter abusivo de la cláusula impugnada — Artículo 6, apartado 1 — Examen de oficio por el juez nacional del carácter abusivo de las cláusulas que figuran en el contrato — Alcance»

1.        Protección de los consumidores — Cláusulas abusivas en los contratos celebrados con los consumidores — Directiva 93/13/CEE — Obligación del juez nacional de examinar de oficio el carácter abusivo de una cláusula incluida en un contrato sometido a su apreciación — Concepto — Obligación de examinar de oficio el carácter abusivo de todas las cláusulas de tal contrato, incluidas aquellas no impugnadas por el consumidor — Exclusión — Obligación de examinar de oficio únicamente las cláusulas vinculadas al objeto del litigio — Inclusión

(Directiva 93/13/CEE del Consejo, art. 6, ap. 1)

(véanse los apartados 27, 28, 30 a 34 y 44 y el punto 1 del fallo)

2.        Protección de los consumidores — Cláusulas abusivas en los contratos celebrados con los consumidores — Directiva 93/13/CEE — Obligación del juez nacional de examinar de oficio el carácter abusivo de una cláusula incluida en un contrato sometido a su apreciación — Obligación de tener en cuenta únicamente los elementos de Derecho y de hecho invocados por las partes — Inexistencia — Obligación de acordar de oficio diligencias de prueba para completar tales elementos

(Directiva 93/13/CEE del Consejo, art. 6, ap. 1)

(véanse los apartados 35, 37, 38 y 44 y el punto 1 del fallo)

3.        Protección de los consumidores — Cláusulas abusivas en los contratos celebrados con los consumidores — Directiva 93/13/CEE — Obligación del juez nacional de examinar de oficio el carácter abusivo de una cláusula incluida en un contrato sometido a su apreciación — Toma en consideración de todas las cláusulas de tal contrato — Alcance — Obligación de examinar de oficio el carácter abusivo de todas esas cláusulas — Inexistencia

(Directiva 93/13/CEE del Consejo, arts. 4, ap. 1, y 6, ap. 1)

(véanse los apartados 46 a 49 y el punto 2 del fallo)



Resumen

En la sentencia Lintner (C‑511/17), pronunciada el 11 de marzo de 2020, el Tribunal de Justicia aborda el alcance de las obligaciones del juez nacional relativas, por una parte, al examen de oficio del posible carácter abusivo de las cláusulas contractuales contenidas en un contrato de préstamo denominado en divisas celebrado entre un consumidor y un profesional y, por otra, a la adopción de oficio de diligencias de prueba en el marco de dicho examen, en el sentido de la Directiva sobre las cláusulas abusivas. (1)

Esta sentencia se inscribe en el marco de una petición de decisión prejudicial planteada por el Fővárosi Törvényszék (Tribunal General de la Capital, Hungría) (2) (en lo sucesivo, «tribunal remitente»). La Sra. Lintner (en lo sucesivo, «demandante») presentó una demanda ante dicho tribunal en relación con el carácter supuestamente abusivo de determinadas cláusulas incluidas en un contrato de préstamo hipotecario denominado en divisas que había celebrado con una entidad bancaria. En virtud de esas cláusulas, la referida entidad bancaria tenía derecho a modificar unilateralmente dicho contrato de préstamo. Habiendo desestimado esa demanda, a raíz de un recurso de apelación interpuesto por la demandante, el tribunal de apelación competente devolvió el asunto al tribunal remitente y le impuso la obligación de examinar de oficio cláusulas contractuales que la demandante no había impugnado en su demanda inicial, referidas, en particular, a la certificación notarial de los hechos, a los motivos de resolución del contrato y a determinados gastos a cargo del consumidor.

Por lo que respecta, en primer lugar, al alcance del examen de oficio del carácter eventualmente abusivo de una cláusula contractual, que incumbe, en virtud de la Directiva antes citada, al juez nacional, el Tribunal de Justicia declaró que dicho juez no está obligado a examinar de oficio e individualmente todas las demás cláusulas contractuales, que no han sido impugnadas por ese consumidor, para verificar si pueden considerarse abusivas, sino que únicamente debe examinar las vinculadas al objeto del litigio, tal como las partes lo hayan definido. Así, el Tribunal de Justicia precisó que este examen debe respetar los límites del objeto del litigio, entendido como el resultado que una parte persigue con sus pretensiones, tal como hayan sido formuladas y a la luz de los motivos invocados en apoyo de las mismas. Por tanto, dentro de esos límites es cómo el juez nacional debe examinar de oficio una cláusula contractual para evitar que las pretensiones del consumidor sean desestimadas mediante una resolución que adquiera, en su caso, fuerza de cosa juzgada, siendo así que tales pretensiones habrían podido estimarse si el consumidor no hubiera dejado de invocar, por ignorancia, el carácter abusivo de la cláusula en cuestión. Además, el Tribunal de Justicia subrayó que, para que no se menoscabe el efecto útil de la protección concedida a los consumidores en virtud de dicha Directiva, el juez nacional no debe hacer una lectura formalista de las pretensiones de las que conoce, sino que, por el contrario, debe captar su contenido a la luz de los motivos invocados en apoyo de las mismas.

En lo que atañe, en segundo lugar, a la ejecución del examen de oficio del carácter abusivo de una cláusula, el Tribunal de Justicia declaró que si los elementos de hecho y de Derecho que figuran en los autos a disposición del juez nacional suscitan serias dudas en cuanto al carácter abusivo de determinadas cláusulas contra las que el consumidor no se ha dirigido, pero que guardan relación con el objeto del litigio, dicho juez debe acordar de oficio diligencias de prueba con el fin de completar los autos, requiriendo a las partes, con pleno respecto del principio de contradicción, para que le aporten las aclaraciones y los documentos necesarios al efecto.

En tercer y último lugar, el Tribunal de Justicia declaró que, si bien es cierto que, para apreciar el carácter abusivo de una cláusula contractual que sirve de base a las pretensiones de un consumidor, han de tenerse en cuenta todas las demás cláusulas de un contrato celebrado entre un profesional y dicho consumidor, ello no implica la obligación del juez nacional que conoce del asunto de examinar de oficio el eventual carácter abusivo de todas esas otras cláusulas.


1      Directiva 93/13/CEE del Consejo, de 5 de abril de 1993, sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores (DO 1993, L 95, p. 29).


2      Forma parte de una serie de asuntos sometidos al Tribunal de Justicia sobre la normativa húngara en materia de contratos de préstamo con consumidores o particulares denominados en divisas. Véanse, en particular, las sentencias del Tribunal de Justicia de 31 de mayo de 2018, Sziber (C‑483/16, EU:C:2018:367), de 20 de septiembre de 2018, OTP Bank y OTP Faktoring (C‑51/17, EU:C:2018:750), y de 14 de marzo de 2019, Dunai (C‑118/17, EU:C:2019:207).