Language of document : ECLI:EU:T:2018:42

AUTO DEL TRIBUNAL GENERAL (Sala Cuarta)

de 23 de enero de 2018 (*)

«Recurso de anulación — Ayudas de Estado — Ayuda concedida por las autoridades españolas a determinados clubes de fútbol profesional — Tipo preferente de gravamen en el impuesto sobre sociedades — Decisión por la que se declara la ayuda incompatible con el mercado interior — Inexistencia de interés en ejercitar la acción — Inadmisibilidad manifiesta»

En el asunto T‑846/16,

QF, representada por la Sra. L. Ruiz Ezquerra, el Sr. R. Oncina Borrego, la Sra. I. Sobrepera Millet y el Sr. A. Hernández Pardo, abogados,

parte demandante,

contra

Comisión Europea, representada por los Sres. G. Luengo y B. Stromsky y la Sra. P. Němečková, en calidad de agentes,

parte demandada,

que tiene por objeto un recurso basado en el artículo 263 TFUE en el que se solicita la anulación de la Decisión C(2016) 4046 final de la Comisión, de 4 de julio de 2016, relativa a la ayuda estatal SA.29769 (2013/C) (ex 2013/NN) concedida por España a determinados clubes de fútbol,

EL TRIBUNAL GENERAL (Sala Cuarta),

integrado por el Sr. H. Kanninen (Ponente), Presidente, y los Sres. J. Schwarcz y C. Iliopoulos, Jueces;

Secretario: Sr. E. Coulon,

dicta el siguiente

Auto

 Antecedentes del litigio

1        La demandante, QF, es un club de baloncesto español sujeto a tributación como sociedad anónima deportiva.

2        El presente asunto se refiere a la Ley 10/1990 del Deporte, de 15 de octubre de 1990 (BOE n.º 249, de 17 de octubre de 1990, p. 30397; en lo sucesivo, «Ley 10/1990»), que dispone en su artículo 19, apartado 1, que los clubes que participen en competiciones deportivas oficiales de carácter profesional y ámbito estatal deben adoptar la forma de sociedad anónima deportiva y, por tanto, quedar sujetos al régimen general del impuesto sobre sociedades, en vez de estar sujetos al régimen especial de las entidades sin ánimo de lucro.

3        Según la disposición adicional séptima de la Ley 10/1990, los clubes de fútbol profesional que hubieran obtenido un saldo patrimonial neto positivo en determinados ejercicios fiscales anteriores quedan exentos de la obligación de transformarse en sociedad anónima deportiva y pueden seguir siendo considerados entidades sin ánimo de lucro con arreglo a la normativa fiscal española.

4        Tras recibir información de terceros, la Comisión Europea abrió una investigación preliminar sobre la eventual existencia de ayudas ilegales en la aplicación del régimen fiscal español a cuatro clubes de fútbol profesional españoles, el Athletic Club Bilbao, el Club Atlético Osasuna, el FC Barcelona y el Real Madrid CF (en lo sucesivo, «clubes de fútbol afectados»).

5        El 18 de diciembre de 2013, la Comisión notificó al Reino de España su decisión de incoar el procedimiento de investigación formal e invitó a las partes interesadas a presentar sus observaciones sobre las medidas de que se trata. En ese procedimiento, la Comisión recibió y analizó las observaciones del Reino de España y de terceros, entre ellos la demandante.

6        El objeto del procedimiento de investigación formal era el eventual trato fiscal preferencial otorgado por la Ley 10/1990 a los clubes de fútbol afectados, como consecuencia de la exención establecida en la disposición adicional séptima de dicha Ley.

7        En su Decisión C(2016) 4046 final, de 4 de julio de 2016, relativa a la ayuda estatal SA.29769 (2013/C) (ex 2013/NN) concedida por España a determinados clubes de fútbol (en lo sucesivo, «Decisión impugnada»), la Comisión consideró que, «al reservar el derecho a disfrutar del tipo preferente del impuesto sobre sociedades aplicable a las organizaciones sin ánimo de lucro a determinados clubes de fútbol profesional, la disposición adicional séptima de la Ley 10/1990 [...] constituye una ayuda estatal en virtud del artículo 107 [TFUE], apartado 1, en favor de dichos clubes de fútbol, en particular [los clubes de fútbol afectados]», y que «esta ayuda ha sido ejecutada ilegalmente por el Reino de España infringiendo el artículo 108 [TFUE], apartado 3, y es incompatible con el mercado interior». La Comisión ordenó la recuperación de dicha ayuda.

 Procedimiento y pretensiones de las partes

8        Mediante demanda presentada en la Secretaría del Tribunal el 30 de noviembre de 2016, la demandante interpuso el presente recurso. En su demanda, la demandante solicita al Tribunal que declare que la Decisión impugnada vulnera el artículo 107 TFUE, apartado 1, y el artículo 108 TFUE, apartado 3, pues la posibilidad de consolidar cuentas de que disfrutan los clubes de fútbol afectados, al igual que la aplicación del tipo impositivo reducido del impuesto sobre sociedades, es también, a su juicio, una ayuda de Estado incompatible con el mercado interior y así hubiera debido declararlo la Comisión.

9        En su demanda, la demandante solicita al Tribunal que:

–        Anule la medida y obligue al Reino de España a recuperar la ayuda incompatible.

–        Condene en costas a la Comisión.

10      Mediante escrito separado presentado en la Secretaría del Tribunal el 20 de marzo de 2017, la Comisión planteó una excepción de inadmisibilidad con arreglo al artículo 130 del Reglamento de Procedimiento del Tribunal. En dicha excepción, la Comisión solicita al Tribunal que:

–        Declare la inadmisibilidad del recurso.

–        Condene en costas a la demandante.

11      Tras ser invitada a presentar observaciones sobre la excepción de inadmisibilidad, la demandante presentó el 30 de noviembre de 2016 en la Secretaría del Tribunal una solicitud de sobreseimiento del recurso, sin expresa condena en costas.

12      Mediante escritos presentados en la Secretaría del Tribunal el 29 y el 31 de marzo de 2017 respectivamente, el Reino de España y el Fútbol Club Barcelona solicitaron intervenir como coadyuvantes en el procedimiento en apoyo de las pretensiones de la Comisión.

13      Mediante escrito presentado en la Secretaría del Tribunal el 12 de mayo de 2017, la Comisión presentó observaciones sobre esa solicitud de sobreseimiento. Al tiempo que indicaba que habría resultado preferible que la demandante desistiera de su recurso, la Comisión consideró que éste había quedado sin objeto. Con carácter subsidiario, la Comisión solicitó al Tribunal que declarase la inadmisibilidad del recurso.

 Fundamentos de Derecho

14      En su demanda, la demandante se opone a la Decisión impugnada alegando que la Comisión hizo caso omiso de lo dispuesto en el artículo 19, apartado 4, de la Ley 10/1990, con arreglo al cual las sociedades anónimas deportivas sólo pueden participar en competiciones oficiales profesionales de una sola modalidad deportiva. En su opinión, los clubes de fútbol afectados, a los que no se aplica la prohibición establecida en dicha disposición, pueden participar en competiciones deportivas profesionales en diferentes modalidades deportivas y son, pues, los únicos que pueden consolidar las cuentas correspondientes al fútbol y las correspondientes al baloncesto, lo que tiene efectos directos en el cálculo de la base imponible del impuesto sobre sociedades. A juicio de la demandante, la consolidación de cuentas prevista en la Ley 10/1990 y de la que disfrutan los clubes de fútbol afectados es una ayuda estatal incompatible con el mercado interior.

15      Según el artículo 126 del Reglamento de Procedimiento, cuando el recurso sea manifiestamente inadmisible o carezca manifiestamente de fundamento jurídico alguno, el Tribunal podrá decidir en cualquier momento, a propuesta del Juez Ponente, resolver mediante auto motivado, sin continuar el procedimiento.

16      En el presente asunto, estimando que los documentos que obran en autos le ofrecen información suficiente, el Tribunal ha decidido resolver sin continuar el procedimiento, con arreglo a dicho artículo.

17      En lo que respecta a la solicitud de sobreseimiento de la demandante, procede recordar que, según los términos del artículo 131, apartado 1, del Reglamento de Procedimiento, si el Tribunal constatara que el recurso ha quedado sin objeto y que procede su sobreseimiento, podrá decidir en cualquier momento, de oficio, a propuesta del Juez Ponente y tras oír a las partes, resolver mediante auto motivado.

18      Por otro lado, según reiterada jurisprudencia, si en un recurso de anulación el objeto del recurso desaparece durante el procedimiento, el Tribunal no puede pronunciarse sobre el fondo, dado que tal resolución no podrá procurar beneficio alguno a la parte demandante. La desaparición del objeto del litigio puede deberse, en particular, a la revocación o a la sustitución durante el procedimiento del acto impugnado (autos de 12 de enero de 2011, Terezakis/Comisión, T‑411/09, EU:T:2011:4, apartados 14 y 15, y de 8 de septiembre de 2017, Louvers Belgium/Comisión, T‑835/16, no publicado, EU:T:2017:593, apartado 16).

19      En el presente asunto, la demandante precisó en su solicitud de sobreseimiento que había interpuesto el recurso por la razón de que, en su comunicado de prensa sobre la Decisión impugnada, la Comisión había indicado que las cantidades que debían recuperarse eran «limitadas (0-5 millones de euros por club)». Según la demandante, ello demostraba que la Comisión no había tomado en consideración el artículo 19, apartado 4, de la Ley 10/1990, que prohíbe que las sociedades anónimas deportivas participen en competiciones oficiales profesionales en varias modalidades deportivas y, por consiguiente, que consoliden las cuentas correspondientes a esas diferentes modalidades deportivas. Alegaba a continuación que, como los clubes de fútbol afectados pueden reducir su base imponible en el impuesto sobre sociedades compensando los considerables ingresos que obtienen del fútbol con sus pérdidas en baloncesto, ello les permite dotar su presupuesto para el baloncesto con cantidades procedentes del fútbol, lo que perjudica a las sociedades anónimas deportivas que únicamente se dedican al baloncesto.

20      Sin embargo, la demandante añadió que, a la vista de las alegaciones formuladas por la Comisión en la excepción de inadmisibilidad, su interés legítimo en interponer el recurso había desaparecido. Según la demandante, al haber declarado la Comisión que examinaría, durante la fase de recuperación de la ayuda, el hecho de que los clubes de fútbol afectados pueden consolidar sus resultados financieros, ella obtenía así la «tutela judicial» pretendida.

21      A este respecto, procede hacer constar que la demandante sólo ha justificado su pérdida de interés en la interposición del recurso y la solicitud de sobreseimiento haciendo referencia a la excepción de inadmisibilidad que le opuso la Comisión, según la cual el hecho de que los clubes de fútbol afectados sean los únicos que pueden consolidar sus resultados financieros es una cuestión que podría examinar durante la fase de recuperación.

22      Ahora bien, tal justificación, por sí sola, no puede calificarse de desaparición del objeto del recurso interpuesto contra la Decisión impugnada, en el sentido del artículo 131, apartado 1, del Reglamento de Procedimiento. Por otra parte, es preciso señalar que la Comisión no ha revocado ni modificado la Decisión impugnada.

23      Por lo tanto, procede desestimar la solicitud de sobreseimiento.

24      En el presente asunto, la lectura de la demanda revela que la demandante interpuso expresamente su recurso tomando como base el artículo 263 TFUE y que procede considerar, pues, que solicita, en esencia, que el Tribunal anule la Decisión impugnada, porque, en su opinión, vulnera el artículo 107 TFUE, apartado 1, y el artículo 108 TFUE, apartado 3, y que condene en costas a la Comisión.

25      A este respecto, es preciso señalar que un recurso de anulación interpuesto por una persona física o jurídica únicamente es admisible en la medida en que ésta tenga interés en obtener la anulación del acto impugnado. Tal interés presupone que la anulación de ese acto pueda tener, de por sí, consecuencias jurídicas y que el recurso pueda procurar así, por su resultado, un beneficio a la parte que lo haya interpuesto. El interés en el ejercicio de la acción de una parte demandante debe ser un interés real y actual, y no un interés concerniente a una situación futura e hipotética. Tal interés debe existir, a la vista del objeto del recurso, en el momento en que éste se interpone, so pena de inadmisibilidad, y perdurar hasta que se dicte la resolución judicial (véanse, en este sentido, la sentencia de 26 de octubre de 2017, Global Steel Wire y otros/Comisión, C‑457/16 P yC‑459/16 P a C‑461/16 P, no publicada, EU:C:2017:819, apartado 31; los autos de 25 de noviembre de 2014, Trenzas y Cables de Acero/Comisión, T‑428/10 y T‑577/10, no publicado, EU:T:2014:1006, apartado 17, y de 19 de julio de 2017, BPC Lux 2 y otros/Comisión, T‑812/14, no publicado, EU:T:2017:560, apartado 24 y jurisprudencia citada).

26      Ahora bien, la demandante no ha demostrado en ningún momento su interés en el ejercicio de la acción. Sólo indica que no acepta las causas de inadmisión invocadas por la Comisión, y ello no puede bastar para justificar su interés en ejercitar la acción. Además, procede señalar que, como lo prueba su solicitud de sobreseimiento, la demandante ha renunciado a solicitar la anulación de la Decisión impugnada y la condena en costas de la Comisión, lo que parece confirmar que el resultado del recurso no podía procurarle ningún beneficio.

27      Por consiguiente, procede declarar la inadmisibilidad manifiesta del recurso.

28      Con arreglo a lo dispuesto en el artículo 142, apartado 2, del Reglamento de Procedimiento, dada la inadmisibilidad manifiesta del recurso, no procede pronunciarse sobre las demandas de intervención presentadas por el Reino de España y el Fútbol Club Barcelona.

 Costas

29      Según los términos del artículo 134, apartado 1, del Reglamento de Procedimiento, la parte que haya visto desestimadas sus pretensiones será condenada en costas, si así lo hubiera solicitado la otra parte. Como las pretensiones de la demandante han sido desestimadas, procede condenarla a cargar con las costas en que haya incurrido la Comisión, además de con sus propias costas.

30      Con arreglo a lo dispuesto en el artículo 144, apartado 10, del Reglamento de Procedimiento, cuando se ponga fin al proceso en el asunto principal antes de que se haya decidido sobre las demandas de intervención, como ocurre en el presente caso, la demandante, la Comisión y quienes solicitaban intervenir cargarán con las costas relativas a las demandas de intervención, soportando cada una sus propias costas.

En virtud de todo lo expuesto,

EL TRIBUNAL GENERAL (Sala Cuarta)

resuelve:

1)      Desestimar la solicitud de sobreseimiento.

2)      Declarar la inadmisibilidad manifiesta del recurso.

3)      No procede pronunciarse sobre las demandas de intervención del Reino de España y del Fútbol Club Barcelona.

4)      Condenar en costas a QF.

5)      QF, la Comisión Europea, el Reino de España y el Fútbol Club Barcelona cargarán con sus propias costas relativas a las demandas de intervención.

Dictado en Luxemburgo, a 23 de enero de 2018.

El Secretario

 

      El Presidente

E. Coulon

 

H. Kanninen


*      Lengua de procedimiento: español.